CROWDFUNDING PITASANA :
rural como semilla de futuro

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS…

¿Sabes? A veces, las palabras se nos quedan cortas y pequeñas para expresar lo que sentimos. Qué difícil decir tanto y a tantas personas sólo con una vocablo, con una simple expresión… Quisiéramos inventar mil palabras nuevas que signifiquen lo mismo que GRACIAS, y envolver con ellas todas las recompensas y mensajes que nos gustaría mandarte para hacerte comprender lo significativo que es que tú hayas estado aquí, tan cerca, impulsando nuestra pequeña causa. Porque nos asusta que no comprendas lo verdaderamente importante que eres para PitaSana. Porque nos encanta saberte ahí, apoyándonos, creyendo en lo mismo que nosotros creemos, construyendo un mundo más ético y justo donde la ecología brille como una estrella y la contaminación, las malas prácticas agricultoras, desaparezcan para siempre. Porque tu apoyo, discreto pero enorme, se ha unido a otros muchos y ha conseguido levantar toda una montaña desde la que hoy, con los brazos abiertos y una sonrisa gigante, gritamos muy fuerte, a los cuatro vientos: GRACIAS; GRACIAS;GRACIAS

¿Nos oyes gritarlo? Gracias

Qué pena tener sólo siete pequeñas letras para expresar lo que sentimos. Sin embargo, si las separamos, dan lugar a muchas otras palabras (tesoros) que ha traído este proyecto. Cosas enormes que con vuestro mecenazgo habéis depositado en nuestras manos y que prometemos tener siempre aquí, muy cerca del corazón, para seguir luchando con fuerza y tesón. Porque Gracias se escribe… Con G de ganas, las que tenemos de abrazarte y celebrar este triunfo; Con G de gente, más de un centenar de personas que nos han apoyado, sostenido e impulsado; Con G de gigante, que es el total que muchos pocos pueden hacer; Con G de granja, como la nuestra, que hoy sonríe por todas las esquinas y está más llena que de costumbre de cacareos alegres, de carcajadas aún incrédulas… con G de ganadores, que es como nos sentimos nosotros después de conseguir hacer realidad todo lo que había detrás de este crowfunding. Con R de risas, las que queremos compartir contigo cuando vengas a visitarnos, porque esta es tu casa; con R de riqueza, porque nos sentimos ricos (¡millonarios!) de tener tanto apoyo; con R de Remangu, que ha sido nuestro hastag de esta campaña pero es también una filosofía, una acción preciosa y cargada de esperanza que efectuamos cada mañana, con ilusión, cuando comienza el trabajo… R de recibir (porque hemos recibido mucho, muchísimo, sobre todo amor y cariño), de red (sois una red, un sustento, seguridad…) Con A de amor, de amigos, de apoyo, de alianza… Con C de “crowfunding maravilloso”, de cacareo, de calor de hogar… C de comadres, de calambre (como ese que provoca la felicidad en el estómago y el alma), de canciones (todas las que os quiere tocar y cantar Pablo en el próximo PitaFesta), de cariño. Con C de corazón, que nos late muy muy fuerte y contento tras comprobar que no estamos solos, que hay mucha gente que apoya al mundo rural y a las alternativas ecológicas que quieren sembrar futuro. Con I de ilusión, de “infinitamente agradecidos”, de impulso… Con S de sueños, de siempre, de sostenibilidad, de salto, de satisfacción, de sidra (¡… pero qué ganas de tomar un culín contigo!), de sonrisa, de Shiitaake, de semilla, de sinergia¿Has visto? Al final una sola palabra, diseccionada, puede conformar un montón de ellas que expresan mejor nuestro sentir. Y aún nos quedamos cortos, aún escribiríamos cientos de palabras más para que nos entiendas, para que nos visualices: felices, satisfechos, con la adrenalina a tope, tan acompañados… tan contentos de que este proyecto nos haya valido para saber cuantísima gente bonita hay ahí fuera apostando por otras formas de vida, de alimentación, de relación con la Naturaleza…

Empezamos este crowfunding asustados.

Sí, para qué negarlo, estábamos temerosos de no conseguir nada, de darnos un golpe fuerte y que la energía que acumulamos y fabricamos para seguir adelante se nos cayera, como un cubo de agua en mitad del bosque… Ahora sabemos que el miedo es mal compañero. Que estás ahí. Que estáis. Que hay futuro, remangu y gente con ganas de mañanas más limpios, gente solidaria, gente que sois llave…

Empezamos este crowfunding para conseguir un tractor y unos ponederos más cómodos y no sólo hemos conseguido eso (Gracias: estas dos pequeñas innovaciones nos salvarán trabajo, días y dolores de espalda) sino que hemos atesorado, sin esperarlo, una enorme sensación de satisfacción por sentirnos tan acompañados, apoyados y queridos. Satisfacción por saber que estáis al otro lado. Decir sólo Gracias se nos quedaba corto…

Pero aún así no nos vamos a cansar de repetirlo, hasta que la palabra se transforme en este sentimiento enorme que nos da estas alas gigantes: GRACIAS POR ESTAR AHÍ. Juntos podemos lograr grandes cosas.

Larga vida al medio rural, a la ecología y a las redes de personas que se unen en favor de ambas cosas.

Estamos inmensamente felices y eternamente agradecidos. Muchas Muchas Gracias

Noe, Pablo y Xurde