Hablamos de un restaurante con muchos huevos ...

Desde los comienzos de nuestro proyecto, y hasta el día de hoy Casa Chema siempre ha estado ahí.

 

Este es un restaurante de los que saben apreciar la calidad y el buen producto.Un lugar donde no tienen miedo a experimentar con nuevas texturas y sabores, para hacer magia dentro de su cocina.

Por esta razón, y para estrenar nuestro blog, hemos querido rendir un pequeño homenaje con este artículo a Casa Chema, a través de una anécdota que sitúa de golpe al lector en como fueron nuestros inicios y en la calidez y calidad que este restaurante aporta, en todos los sentidos.

Tenía nuestro Xurde tres meses:  andábamos de puerta en puerta, presentando nuestro proyecto,  explicando sin cesar a qué nos dedicábamos y cuáles eran nuestros principios. 

En aquellas rutas promocionales, parábamos de vez en cuando para hacer  cambio de pañales, acollufar al pequeño, darle teta, hidratarnos o estirar las piernas…

Y en estas estábamos el día que nos llegó la noticia de que existía un restaurante ubicado en La Arquera de Oviedo.

Nos contaron que era un lugar precioso al lado del río Nalón y de Peña Avis,  a 2 Km del Balneario de Las Caldas y a 100 m de “La Ruta Fuso la Reina”, muy cerca de las ciudades de Oviedo y Mieres, pero sin perder una ubicación 100% rural.

Así que, después de repartir en algunos puntos de Oviedo (que pocos teníamos por aquel entonces, pues apenas nos conocían y lo eco no estaba tan de moda como ahora), aprovechamos el viaje con aquella pequeña furgoneta para irnos a conocer este magnífico restaurante.

Era ya tarde cuando (entre llantos, risas, teta y cambio de pañales) llegamos a La Arquera.

Recuerdo que era tarde porque Pablo estaba nervioso: porque en la granja estaban solas las gallinas, vulnerables al oscurecer de ataques de raposos, jinetas y otros bichos predadores de la zona.

Aquí en nuestro inicio

Al entrar en Casa Chema  recuerdo tener la sensación de entrar en mi propia casa: olor a casa de pueblo, acogimiento familiar, calidez…

Se mostraron muy sorprendidos de que  llevásemos a una criatura tan pequeña en nuestra aventura de trabajo comercial para distribuir nuestros frescos huevos por Asturias… y mucho más teniendo en cuenta el camino que aún nos quedaba para llegar a la granja.

 

La magia se produjo desde el primer momento: quizás por eso el lugar olía a hogar…

En Casa Chema notamos desde el primer momento su interés por probar con nuestros huevos y por el producto ecológico, local y de calidad (cosa que hace seis años decía mucho) ya que como decía antes, el huevo ecológico apenas tenía lugar en el mercado y la mayor parte de la gente desconocía las diferencias que tiene respecto a un huevo de jaula o campero.

Desde ese día hasta hoy,  Casa Chema ha estado siempre con PitaSana en su carta, elaborando platos de nivel, que llegaron incluso a tener el Premio al mejor Cachopo de España.

Sus huevos revueltos, con toda la yema del mundo, se hacen con la yema a baja temperatura, quedando con una textura casi líquida y con todo el sabor.

Casa Chema es un ejemplo de buen hacer y de principios sólidos.

Es un restaurante asturiano dónde se da el equilibrio perfecto entre tradición y vanguardia, conseguido a través de esfuerzo y constancia, combinados con la pasión por el continuo aprendizaje y la experimentación.

 

Joaquina lleva los fogones con mucho arte, tiene una gran variedad en su carta de menús veganos y forma parte de “El club de las guisanderas”.

Son una familia asturiana con pasión por su trabajo y que saben cuál es el camino a seguir, aportando humanidad, calidad, creatividad y humildad a partes iguales, sin perder nunca de vista las ricas tradiciones de la Asturias rural.

Decidí estrenar nuestro blog con Casa Chema para mostrar todo nuestro agradecimiento y porque no podría ser de otra forma.

Desde el principio han sabido apoyarnos y apreciar nuestra labor.

Hoy, a través de este pequeño gesto, agradecemos la confianza depositada en nosotros, su entrega al comercio local, su innovación gastronómica, su apuesta de sostenibilidad, su tradición y su cultura. 

GRACIAS INFINITAS

Aquí la ubicación de Casa Chema